Schilmann: el sobreviviente – Por Ricardo Marconi

🙋‍♂️ El Rompecabezas de la Muerte en Rosario – Por Ricardo Marconi

Schilmann: el sobreviviente

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en setiembre de 1979 tomó, como caso testigo en Rosario, al caso de Sergio Hugo Schilmann, quien declaró el 6 de junio de 2019, ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 y en el marco de la Causa Feced 3, para dar testimonio, durante un lapso de dos horas, de la detención ilegal de la que fuera víctima.

Sergio Schilmann fue detenido por la patota de Feced el 22 de agosto de 1979 (Andrés Macera)

Schilmann, militante  de la Federación Juvenil Comunista declaró por ser víctima de tormentos que recibió mientras estuvo  en el ex centro clandestino que funcionó en el Servicio de Informaciones  de la Unidad Regional II de Policía de Rosario, donde, según sus dichos, fue reprimido por Carlos Ulpiano Altamirano, alias “Caramelo” y Alberto Antigiovanni, a quienes logró identificar en el momento de ser detenido, junto al “Ciego” Lofiego –ya fallecido-, a Julio César “El Ronco” Nast y Mario Alfredo “el Cura” Marcote.

Vale puntualizar que Schilmann se convirtió en querellante de la causa en 2010 y testimonió junto a otras 5 personas testigos de su calvario, luego de ser secuestrado en agosto de 1979.

 

El primer testimonio

La instancia que nos ocupa se produjo varias décadas después de haber declarado ante el magistrado Ramón Carrillo Ávila, en la época de la dictadura cívico-militar, quien luego de escucharlo lo devolvió nuevamente a sus captores.

Carrillo Ávila, cuando Shilmann recibió su denuncia por tormentos y este último levantó su ropa y le mostró las lesiones sufridas, le dijo que “no podía tomarle ese testimonio porque estaba allí por otra causa, esto es la violación a la suspensión de la actividad de los partidos políticos.

 

“No te hagas pegar”

Al “Curita” Marcote lo encontró también en los Tribunales y éste hasta tuvo el caradurismo de aconsejarle que “no se hiciera pegar”. Era el mismo Marcote que había sido denunciado como violador serial del Servicio de Informaciones por la periodista Stella Hernández.

Schilmann fue capturado en la puerta de su vivienda, en avenida Godoy 3079, a las 23 del 22 de agosto de 1979, donde 8 hombres se lo llevaron encapuchado con su pullover, luego de golpearlo en todo el cuerpo, con tal violencia que le hicieron añicos la dentadura y le lastimaron las encías.

Schillmann repitió en su nueva declaración que “no entendía sobre lo que le preguntaban”, aunque admitió que, como militante de la Juventud Comunista, estaba preparado para no hablar ni aún en los momentos más difíciles de la tortura.

En la declaración ante los jueces federales, Schilmann recordó a su padre Rodolfo, quien también militaba en el PC y que había sufrido prisión en varias oportunidades. También recordó al “Ciego” Lo Fiego, quien, en el momento de la tortura, le pedía a los policías que “no lo quemaran” y que “lo enfriaran” cuando se extralimitaban en la tortura.

A las 2 de la mañana del día 23 ingresó a la Jefatura Alberto Jaime, apoderado del Partido Comunista, para escuchar en ese momento a Nast gritando: “Mátenlo a ese hijo de puta que ya están llamando para ubicarlo”.

En otro tramo de su declaración hizo referencia al encuentro en la Jefatura con el abogado Rodolfo Shcoler y con su padre.

El 28 de agosto, tras obtener la libertad, Schilmann tuvo que ser internado en terapia intensiva y en estado de coma en el Sanatorio Cami, de avenida Pellegrini al 1300 y posteriormente, el 18 de setiembre lo entrevistó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La actual concejala Jesica Pellegrini y Gabriela Durruty actuaron como abogados de APDH y también se presentó el doctor Juan José Bentolilla, ex jefe de terapia intensiva, la médica Dora Bellmann, quien lo sacó oculto en su auto del mismo sanatorio, su hermano Jorge Schilmann, Enrique Llopis, el abogado Vildor Garavelli y José Shapiro[1].

 

Pruebas contra Zitelli

El 17 de setiembre de 2010, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe presentó ante el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Rosario, una serie de documentos oficiales, extraídos del Archivo General de la provincia.

Eugenio Zitelli, capellán de la dictadura (Arte El Ciudadano / Ana Stut)

En los mismos se confirmaba la presencia del entonces capellán de la Jefatura de la Unidad Regional II de Policía, Eugenio Zitelli, durante el funcionamiento del centro clandestino de detención que tuvo lugar en el Servicio de Informaciones.

En “la documentación que precedentemente se detalla, se refleja la visita del cura Eugenio Zitelli a presas políticas cuyos nombres también constan en dicha documentación”, señala el escrito que al pie lleva la firma de la secretaria de Derechos Humanos de la provincia, Rosa Acosta.

En esos documentos[2]  se prueba el encuentro de Zitelli con distintas detenidas desaparecidas de la Alcaidía de Mujeres. Los escritos permitirían reforzar los testimonios que aportaron testigos sobre la gestión cumplida por el sacerdote en el centro de exterminio.

En el archivo enunciado se acumuló información proveniente de los archivos de la policía., así como de los libros de guardia de la Alcaidía de Mujeres, relevados por los equipos de investigación de la referida Secretaría de Derechos Humanos[3].

 

Un abogado que no debe ser olvidado

Los rosarinos, seguramente, no se olvidarán de Adolfo Trumper, un abogado que dedicó más de cincuenta años a la defensa de los derechos humanos. Fue el impulsor de la causa Ingallinella, ya relatada en estas columnas y tuvo destacado accionar en la Liga Argentina por los Derechos del Hombre en Rosario.

Se desempeñó como abogado defensor de presos políticos y trabajadores sin un afán protagónico personal, incluso en los peores momentos en que nuestra ciudad sufrió la última dictadura cívico-militar.

“Trumper nació en Moisés Ville, estudio derecho en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad nacional del Litoral, en Santa Fe y tras recibirse viajó a Rosario en 1953, siendo ya militante universitario en el Partido Comunista y falleció en Rosario un 29 de noviembre”, lo recordó uno de sus compañeros de militancia: Jaskel Shapiro.

Adolfo era primo hermano de Rosa Trumper, la esposa de Ingallinella  y desempeñó una importante tarea junto al abogado Kehoe  impidiendo la intervención del Consejo de Justicia Policial, tribunal creado durante el gobierno peronista para juzgar a miembros de la policía.

En Villa Constitución defendió a Alberto Piccinini y a otros dirigentes de la UOM en medio del operativo represivo iniciado en marzo de 1975, por orden de Isabel Perón. Trumper era uno de los pocos abogados que presentaban hábeas Corpus por detenidos desaparecidos[4].

Trumper sufrió un atentado en 1964, frente al antiguo Palacio de Tribunales. Todo se inició el 24 de febrero de ese año, día en que la CGT realizó un plenario en la sede del Sindicato de Cerveceros, en avenida Alberdi 369[5].

Cuatro días después, en una represalia por el suceso, un familiar de uno de los muertos atacó a balazos a Trumper y Kehoe, cuando salían de los Tribunales, frente a la plaza San Martín.

Kehoe fue herido en la cabeza y falleció el 6 de mayo y Trumper resultó baleado en el antebrazo izquierdo y la ingle. El agresor, Telmo Porfirio Galarza declaró que sólo conocía Kehoe y supuso que por el solo hecho de acompañarlo, Trumper también era comunista.

Trumper, en sus escritos, tenían un estilo sencillo e incisivo y argumentaba con el peso de los hechos.

 

 

[1] Alicia Simeoni. Rosario 12. 19/06/2006

[2] El Eslabón. Noviembre del 2010.

[3] Ïbidem.

[4] La Capital. Diciembre de 2006.

[5] En Proyecto Escaño se brindó un exhaustivo informe en el marco de las columnas que este periodista publicó. El acto terminó en un enfrentamiento entre un grupo de militantes de Tacuara y otro del partido Comunista que dejó como saldo tres muertos y seis heridos

 

————————————–-

*Ricardo Marconi es Licenciado en Periodismo y Posgrado en Comunicación Política

Foto: Sergio Schilmann, secuestrado el 22 de agosto de 1979; hasta el 28 de agosto fue sometido a torturas en el ex Servicio de Informaciones. El 5 de junio de 2019 declaró en la megacausa Feced

Viene de acá: La impiedad de un Estado criminal

Continúa aquí: Kissinger y la doctrina de la seguridad demográfica

🏦Piden informes por el incendio en la Secretaría de Desarrollo y su vinculación con Cantero
(1/3)

. El tema principal de la última sesión, fue el incendio en la Secretaría de Desarrollo Humano y su relación con el hallazgo de cajas alimentarias en la casa de Ariel Cantero
🙋‍♂️Resumen Sesión 19/05/2022
(1/4)

.Una Sesión en la que los pedidos de informes ocuparon mucho espacio
.Desde todos los bloques expresaron inquietudes a otros poderes del Estado, con un denominador común: la inseguridad y su vinculación con el narcotráfico
En la Sesión del Concejo de Rosario se aprobó:

. Autorizar al concejal Aldo Poy a ausentarse del país del 30/05 al 11/06/2022
En la Sesión del Concejo de Rosario se aprobó:

. Pedido de Informes sobre la aplicación de la vigente Ordenanza 9304 - Origen de Fondos ( @FerGigliani)
En la Sesión del Concejo de Rosario se aprobó:

. Solicitar al Ministerio de Seguridad provincial que garantice el operativo de seguridad en Barrio Malvinas Argentinas para el relevamiento y censo de ReNaBaP ( @PellegriniJesi)
En la Sesión del Concejo de Rosario se aprobó:

. Estudio de Factibilidad de incorporar en las pantallas interactivas del TUP, la promoción de espectáculos artísticos locales (Miguel Tessandori)

Resumen Comisiones 17/05/2022

💰 Presupuesto y Hacienda Presidenta Daniela León Aldo Poy, Fabrizio Fiatti, Marina Magnani, Mónica Ferrero, Nadia Amalevi y Pedro Salinas ⏪ Pasó...

Resumen Comisiones 16/05/2022

🚌 Servicios Públicos Concedidos Carlos Cardozo, Ciro Seisas, Mónica Ferrero, Pedro Salinas, Silvana Teisa y Susana Rueda 🆗 Incorporar en las...

Benito: el amante de la filosofía griega – Por Ricardo Marconi

📜 El Rompecabezas de la Muerte en Rosario – Por Ricardo Marconi Benito: el amante de la filosofía griega   El comisario...